"Un mensaje llega desde el fondo de una cárcel"

Miércoles 16 Noviembre , 2016

El miércoles 16 de noviembre, un grupo de internos del Penal de Libertad, Unidad No. 3, inauguró un mural en homenaje del joven hincha de Peñarol asesinado en Santa Lucía, Hernan Fioritto. El mural fue pintado a iniciativa propia de los internos del celdario No. 2 de Libertad, conocido como “La Piedra”. Lo notable del hecho es que el mural fue acordado por seguidores de Nacional y Peñarol, los que mezclaron sus colores en el mural y escribieron en rojo, azul, amarillo y negro el nombre del joven dramáticamente fallecido.

Como parte del homenaje, los internos organizaron actividades deportivas, una presentación de capoeira y una merienda en uno de los sectores del celdario. La actividad fue apoyada por el comando del penal como una “señal de que se puede cambiar mucho en el centro”.

Antes de descubrir el mural, que está en el patio del sector F del celdario, en una rueda entre todos los asistentes –unos 60 internos de varios sectores, visitantes y funcionarios- el director del penal, William Avila, dijo que: “Todos esperamos que se termine la violencia. No quiero que la historia del penal se siga escribiendo con sangre. Tenemos que escribir la historia del lugar con actividades, con deportes, con estudio, con buen relacionamiento. Esta pintura muestra que todos queremos poner lo mejor para respetar la vida”.

El Comisionado Parlamentario, Juan Miguel Petit, dijo que: “Este es un mensaje que nos llega desde el fondo de una cárcel: hay que aprender a cuidar la vida del otro, aunque sea diferente a nosotros. Un grupo de personas privadas de libertad ha logrado hacer lo que no lograron hacer otros colectivos. Mezclar los colores, mezclar los símbolos, ponerse cada uno del otro lado del mostrador, ponerse en el lugar del otro y darse cuenta que al fin de cuentas somos iguales. Eso es aprender de los errores y las tragedias de la condición humana. Desde ahí se puede decir: nos importa cuán distintos seamos, cuánto estemos enfrentados, si nos queremos mucho o poco, pero la vida está por encima de todo y en eso estamos unidos para cuidarla, respetarla y honrarla”.

Varios internos comentaron que el mural ha tenido gran impacto en el penal y que su realización se ha comentado en todos los sectores. Uno de los internos dijo en el lugar que: “El penal tiene una muy mala historia. Falta mucha cosa. Pero esto muestra que se puede vivir de una manera diferente”.