Habeas corpus: Ministerio del Interior e INR “realizarán proyecto de intervención socio-educativa” en cárcel de Canelones

Miércoles 22 Agosto , 2018

Acuerdo y nuevos pasos

 

En audiencia realizada hoy jueves 22 de agosto, en el Juzgado de Ejecución y Vigilancia de 1er. Turno de Canelones, a cargo de la jueza Elsa Montín, el Ministerio del Interior y el Instituto Nacional de Rehabilitación se comprometieron a “realizar un proyecto de intervención socio-educativa” en el Módulo 2 de la Cárcel de Canelones, que aloja a más de 500 presos, señalado como un lugar de muy malas condiciones de reclusión y pocas oportunidades de rehabilitación.

 

El recurso de habeas corpus correctivo, basado en las normas del Nuevo Código de Proceso Penal que protege contra condiciones de reclusión violatorias de la dignidad humana, fue presentado por el Comisionado Parlamentario, con el patrocinio de la Cátedra de Litigio Estratégico de la Facultad de Derecho de la Universidad de la República, orientada por el profesor Juan Ceretta. El recurso, basado en 333 notas que recibió el Comisionado en sus visitas a la cárcel referida, donde los internos pedían educación y formación laboral, planteaba el cierre de un sector del Módulo 2, la implementación de un Polo Educativo Productivo en el lugar y la mejora de las condiciones de reclusión, entre otras, la atención médica.

 

En la audiencia, el Comisionado Juan Miguel Petit presentó una nota de la Intendencia de Canelones, ofreciendo el apoyo de los servicios de la comuna para la creación de un espacio productivo como el planteado. También presentó una nota donde constaba la donación de un terreno de la Intendencia de Canelones al Ministerio del Interior, que todavía no ha sido re-utilizado y notas de prensa, donde el propio Ministro del Interior se refería a la pertinencia de crear “polos” industriales o productivos en varias cárceles, entre ellas Canelones.

 

Luego de varias horas de audiencia, donde estuvieron presentes los abogados del Ministerio del Interior, representantes del Instituto Nacional de Rehabilitación, de la Fiscalía y de la Defensa Pública, se llegó a un acuerdo que apunta a que en el Módulo 2 comiencen a realizarse nuevas actividades socio-educativas.

 

La conciliación firmada ante la Jueza de Ejecución y Vigilancia, y que tendrá en 60 días una audiencia para evaluar la marcha de lo acordado, señala que “el Ministerio del Interior y el Instituto Nacional de Rehabilitación se comprometen a realizar un proyecto de intervención socio-educativa en el Módulo 2 con plazos progresivos que entre otras medidas se procederá a la evaluación de los internos, sus perfiles y posibilidades de realojamiento y/o traslado, en un plazo de 90 días. El programa incluirá catálogo de actividades y su cronograma de implementación e instituciones contrapartes”.

 

Además, en relación a los planteos de mejorar las condiciones de reclusión, y teniendo en cuenta que en la cárcel de canelones todavía no se han instalado los servicios médicos de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), tanto el Ministerio del Interior y el Instituto Nacional de Rehabilitación como el Comisionado Parlamentario, se obligaron a hacer gestiones ante ASSE para que la misma cumpla con los cometidos que le han sido asignados por ley para asumir la atención integral de las personas privadas de libertad de todo el sistema penitenciario.

 

El Comisionado Parlamentario, Juan Miguel Petit señaló: “Es un paso muy importante. El habeas corpus correctivo es el siglo 21, es la activación de la Justicia cuando hay derechos fundamentales que no están cubiertos. No es una intromisión en la política pública, el contenido de la política pública y social por supuesto sigue siendo competencia del Ejecutivo, pero cuando hay agujeros negros no cubiertos que afectan la vida, es bueno dar la palabra al Poder Judicial, a eso me obliga mi mandato legal. Y también por supuesto, a seguir haciendo recomendaciones e informando al Parlamento para que la vida en la cárcel sea lo que mandan las normas nacionales y también las internacionales. Es un saldo muy positivo para todas las partes”.

 

En el recurso planteado se decía del Módulo 2 de canelones, entre otras cosas que: “En el Módulo 2 no hay ninguna enseñanza de oficios o capacitación laboral. ¿Qué los espera al salir? ¿Qué pueden hacer al volver a la libertad, cuatro, cinco o seis años después de quedar “en manos del Estado” si nada aprendieron?” En el Módulo 2 tampoco hay programas de atención de salud mental, respuesta ante las adicciones (consumo problemático de sustancias), atención a la familia (se sabe que en la re integración social es fundamental atender la problemática familiar y del entorno de la persona privada de libertad) y tampoco hay atención psicológica, pese a los cuadros de angustia, ansiedad, depresión e inquietud que experimentan y expresan múltiples internos. En el Módulo 2 los internos tampoco pueden realizar actividad productiva alguna, pese a que muchos de ellos tienen proyectos o iniciativas para poder generar actividades que les permitan o bien prepararse para un futuro laboral o bien ir desde ya generando un ingreso monetario genuino para sus vidas”.