Uruguay se comprometió ante comunidad internacional a mejorar sistema penitenciario

Viernes 25 Enero , 2019

Examen en la ONU

Al cerrar su presentación en el Examen Periódico Universal de Naciones Unidas en Ginebra, Uruguay aceptó 26 recomendaciones presentadas por diversos países sobre la situación carcelaria, y se comprometió ante la comunidad internacional a ampliar la reforma penitenciaria y a volcar recursos en favor de programas de rehabilitación, salud, salud mental, tratamiento de adicciones, educación formal e informal y reinserción social. También se comprometió a fortalecer la Oficina del Comisionado Parlamentario.

 

El presidente de la delegación de Uruguay ante el Examen Periódico Universal de Derechos Humanos –instancia donde todos los países del mundo exponen su situación y reciben comentarios y recomendaciones de todo el mundo– Ariel Bergamino, Subsecretario de Relaciones Exteriores, dijo que Uruguay aceptaba todas las recomendaciones recibidas en diversas áreas y que se comprometía a seguir adelante con las tareas implicadas en ellas.

 

Sobre la situación carcelaria, Uruguay recibió 26 recomendaciones, evidenciando un área de preocupación para la comunidad internacional.

 

Al tenor de lo planteado en uno de los foros más importantes de Derechos Humanos para los Estados –el Consejo de Derechos Humanos– Uruguay se obligó ahora a "atender prioritariamente las mujeres privadas de libertad, seguir reformando el sistema penitenciario, aumentar la cobertura de salud, mejorar la alimentación, volcar recursos para mejorar las condiciones de detención, implementar programas de rehabilitación, superar las condiciones críticas e insalubres, bajar la reincidencia, impulsar planes de de reinserción, fortalecer el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura, capacitar al personal y prevenir la violencia, en particular el suicidio".

 

El vicecanciller Bergamino dijo en su presentación final: "Las recomendaciones sobre cárceles están en línea con las políticas en curso, por lo que el país se compromete a seguir ampliando y consolidando la reforma penitenciaria dando especial prioridad a la ampliación de la cobertura sanitaria pública en las cárceles, la atención en salud mental, el tratamiento de las adicciones, la presencia de programas educativos formales y no formales adaptados a las necesidades de la población penitenciaria, el desarrollo de programas de capacitación laboral y acciones de reinserción de los liberados, todo ello en el marco de las Reglas Mandela".

 

El presidente de la delegación de la que participan representantes de los tres poderes del Estado uruguayo, dijo que también se seguirá "fortaleciendo institucionalmente el trabajo del Comisionado Parlamentario, organismo parlamentario independiente de monitores del sistema penitenciario".

 

El Comisionado Parlamentario, Juan Miguel Petit, que participó de las sesiones, dijo que: "Pudimos ver el respeto que hay por Uruguay en materia de derechos humanos en el mundo. El país también tomo nota con gran apertura de las preocupaciones e inquietudes de la comunidad internacional. Es muy claro el mensaje que nos dieron y el compromiso que asumió Uruguay ante el mundo. Nos dijeron que nuestras cárceles mejoraron pero que todavía están muy mal, que tenemos mucho por hacer. Y el país se comprometió  ante el mundo a poner más recursos: más educación, más salud, más cultura, más rehabilitación, más reinserción y asistencia y eso traerá menos reincidencia. Es un compromiso de política pública que nos convoca a todos, pues nos hemos obligado ante el mundo a seguir mejorando en esta área por el bien de toda la sociedad".