Vidal, Francisco A.

1880
Yo acepto reconocido esta manifestación inmerecida de confianza que me dan los Honorables Senadores y Representantes. Acepto como un sacrificio que se me impone, porque las circunstancias porque hemos atravesado me han hecho comprender que debo hacerlo en holocausto de la buena armonía de los Orientales, de la paz pública y el orden. Yo siento venir á suceder á un gran patriota, al Coronel Latorre, que durante cuatro años de su administración nos ha dado órden y estabilidad; y a quien los Orientales deben estarle muy reconocidos porque ejerciendo las facultades extraordinarias, se sometió a la ley sin que nadie se lo impusiese. En los puestos que ha desempeñado el Coronel Latorre se cosecha lo que se cosecha en estos puestos, Sr. Presidente, disgustos, é ingratitudes. El Coronel Latorre, Presidente Constitucional, baja del Poder, y yo quiero aprovechar esta ocasión pública para declarar que merece bien el aprecio y estimación de todos sus conciudadanos.