Oribe, Manuel

1835
Honorables Senadores y Representantes de la Nación: Al presentarme ante vosotros á prestar el juramento de la Ley, mi corazón se halla sobrecogido de un temor que no había experimentado ni aun al frente de los enemigos. Así es que al aceptar el cargo que he jurado, me limitaré solo á prometeros que cumpliré y haré cumplir fielmente la Constitución y las Leyes.