AMARILLA Y LA IMPORTANCIA DE LAS REDES SOCIALES EN LA COMUNICACIÓN

Jueves 21 Abril , 2016
Cámara de Representantes

Al igual que Gabriel García Márquez el Presidente de la Cámara de Representantes Gerardo Amarilla definió al periodismo como el mejor oficio del mundo. Lo hizo al inaugurar hoy el Seminario Internacional “El periodismo político en tiempo de redes sociales”.

En su exposición dio la bienvenida a tres destacados profesionales del Cono Sur como son el boliviano Napoleón Ardaya, el chileno Oscar Cáceres González y el argentino Julián Gallo, quienes realizarán ponencias individuales durante la jornada.

Ante periodistas de todo el país Amarilla dijo reafirmarse en su objetivo de realizar un seminario de estas características cuando de internet y entre innumerables definiciones de “periodismo” leyó la primera de todas “profesión que comprende el conjunto de actividades relacionadas con la recogida, elaboración y difusión de información actual o de interés para trasmitirla al público a través de la prensa, la radio o la televisión”.

En ese sentido dijo que periodismo en el siglo XXI, en el año 2016, es redes sociales, youtube, facebook, twitter y tantas otras plataformas que interactúan texto, audio e imágenes y que apelando a la inmediatez llegaron para quedarse.

Al referirse a la definición que diera el escritor Gabriel García Márquez en cuanto a que el periodismo es el mejor oficio del mundo, Amarilla agregó que también es pasión, compromiso con la verdad y testimonio de la historia.

Sobre la relación periodista-político dijo que se confluye en una tierra que no siempre es firme y que puede transformarse en arena movediza “las mismas que pueden transformarse en aguas embravecidas”. Trazando un paralelismo dijo que puede llegar a interpretarse una melodía que “no siempre es armónica y agradable, donde pueden escucharse notas desafinadas”.

Más allá de este binomio dijo que ambos, periodista y político son soporte de la democracia y por ello “nos convocamos a reflexionar y dar puntapié inicial en el intercambio sobre periodismo en un tiempo especial y dinámico como ninguno.

Antes  -dijo- alcanzaba que la noticia se editara a cinco columnas en un diario; ahora la misma aparece en internet, se comenta en las redes sociales, se debate, se alimenta de una buena fotografía o  un video y tiene más visualización que la suma de todos los ejemplares de diarios vendidos en el país.

La razón entonces del seminario es adaptarse a estos tiempos, comprender estos cambios e interrogarse acerca de si vale todo en las redes sociales, si es necesaria una regulación de contenidos, si los periodistas deberán  impulsar un código de ética.

El Presidente de la Cámara de Diputados finalizó su exposición volviendo al binomio periodista-político y afirmó que para estos últimos, estas nuevas herramientas pueden ser un importante instrumento para dar a conocer su actividad individual, colectiva o institucionalmente.