LA DEMOCRACIA COMO PROYECTO POLÍTICO

Martes 04 Febrero , 2020
Cámara de Senadores

Talleres de diálogo parlamentario / Primer día

 

Organizados por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Poder Legislativo comenzaron esta tarde los talleres de diálogo parlamentario. La jornada se desarrolló en la sala Paulina Luisi del edificio José Artigas anexo al Palacio Legislativo. La primera conferencia denominada “La democracia como proyecto político y teórico en construcción” estuvo a cargo del politólogo Adolfo Garcé.

 

El académico comenzó su exposición señalando que solo un 5% de la población mundial vive en democracias plenas, solo 20 países en 167. Nuestro país está en el puesto 15 y es “la mejor democracia de América Latina”, “los uruguayos tenemos una historia democrática exitosa que contar” agregó.

 

Garcé planteó cinco ideas respecto a la democracia: es reciente (se puede hablar de la expansión y práctica de la democracia recién desde el siglo XIX), es frustrante (la democracia enfrenta desafíos que no puede asumir), es necesaria la existencia de la oposición (la participación de la oposición es fundamental “no hay democratización sin oposiciones capaces de imponer condiciones a la elite en el poder”, debe ser pluralista (“no hay estabilidad política sin distribución del poder”) y pragmática (las democracias se construyen por “ensayos y error”, “la democracia como producto de la evolución cognitiva de las comunidades de práctica”.

 

La segunda conferencia se enmarcó sobre “el parlamento en el contexto regional y global” a cargo de un panel de académicos integrado por Gerardo Caetano, Marcos Merthol y Diego Escuder. En este aspecto se analizó al Uruguay y su importancia geopolítica y su rol como defensor del Derecho Internacional, mediador y pacifista; a nivel global: el multilateralismo en crisis, la inestabilidad y el cambio económico.

 

Los oradores señalaron el rol del legislador en el exterior como vocero del país, difusor de valores y principios nacionales y su acción de relacionamiento fluido con las organizaciones internacionales. Además se destacó la importancia de planificar la política exterior a mediano y largo plazo en distintos escenarios.

 

Los panelistas analizaron el nuevo papel del Estado y, en cuanto a la inserción internacional plantearon los siguientes objetivos: reducir costos, incrementar el valor agregado, mejorar las condiciones de la negociación, fomentar al Uruguay como un “hub logístico” y la transparencia en los acuerdos Internacionales.

 

Se hicieron presentes en el evento autoridades del Poder Legislativo, asesores, legisladores en actividad y electos.