VELATORIO DEL EXSENADOR CARLOS JULIO PEREYRA

Lunes 10 Febrero , 2020
Cámara de Senadores

Con la presencia del Presidente de la República electo, Luis Lacalle Pou, y de la señora Vicepresidenta electa, Beatriz Argimón fueron velados esta mañana en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo los restos mortales del exsenador de la República, Carlos Julio Pereyra. La ceremonia fúnebre se desarrolló entre la hora 10 y el mediodía, posteriormente el féretro fue trasladado a la ciudad de Rocha, donde recibirá sepultura.

 

El ingreso del féretro fue acompañado hacia la Capilla Ardiente, ubicada en el centro del Salón, por la señora Presidente de la Asamblea General, Lucía Topolansky, la señora Presidente de la Asamblea General electa, Beatriz Argimón y el Secretario Redactor, José Pedro Montero.

 

La Vicepresidenta electa hizo uso de la palabra ante la presencia del Presidente electo Luis Lacalle Pou, los expresidentes Julio María Sanguinetti, Luis Alberto Lacalle y José Mujica; legisladores, familiares, amigos y público en general. Definió a “Don Carlos”, creador del Movimiento Nacional de Rocha – Partido Nacional, como un “auténtico referente de la democracia uruguaya” y asimismo como un “referente ético”, valoró la apertura de Pereyra a la participación de las mujeres en la política e hizo referencia a su propia trayectoria, a la de Matilde Rodríguez Larreta de Gutiérrez Ruíz y a la de Ana Lía Piñeyrúa. Por último, finalizó: “despedimos a un gran demócrata que deja un gran legado para nuestra juventud”.

 

 

Biografía:

 

Carlos Julio Pereyra Pereyra (Rocha, 15 de noviembre de 1922 - Montevideo, 9 de febrero de 2020) fue un maestro, profesor, escritor y político uruguayo; perteneciente al Partido Nacional, cuyo Directorio presidió del 2008 al 2009 y del que también fue diputado y senador.

 

Maestro y profesor de Historia y Educación Cívica, comenzó a militar en el Nacionalismo Independiente. Vinculado a la figura de Javier Barrios Amorín, fue edil en el departamento de Rocha desde 1951. En las históricas elecciones de 1958 que le dieron el triunfo al Partido Nacional, Pereyra fue electo al Consejo Departamental de Rocha (ejecutivo departamental colegiado) para el periodo 1959-1963.

 

En marzo de 1964 contribuyó a fundar el Movimiento Nacional de Rocha (MNR), bajo el liderazgo de Barrios Amorín. A la muerte de éste, ocurrida pocos meses después, Pereyra, que era diputado desde 1963, se transformó en el principal dirigente del sector. En 1966 resultó electo senador.

 

En 1971, el MNR alcanzó un acuerdo político con el sector Por la Patria, y Pereyra integró en las elecciones de noviembre de ese año la fórmula presidencial encabezada por Wilson Ferreira Aldunate. Fue la fórmula presidencial más votada individualmente, pero el presidente electo, por efecto de la ley de lemas, fue Juan María Bordaberry. Reelecto senador, tras el golpe de Estado del 27 de junio de 1973 Pereyra integró el triunvirato que desempeñó la dirección clandestina del Partido Nacional entre 1976 y 1983, junto a Dardo Ortiz y a Mario Heber (sustituido luego por Jorge Silveira Zavala).

 

En 1978, en plena dictadura, ocurrió un hecho aún no aclarado. Manos anónimas le enviaron vino envenenado a Pereyra, Luis Alberto Lacalle y Mario Heber. Pereyra y Lacalle no llegaron a beber este vino, pero sí lo hizo la esposa de Heber, Cecilia Fontana, quien falleció.

 

Tras el retorno de Wilson Ferreira Aldunate del exilio y su proscripción como candidato presidencial en 1984, Pereyra no quiso sustituirlo, y el candidato del sector fue Alberto Zumarán, acompañado por Gonzalo Aguirre. Fue, en cambio, electo nuevamente senador. En 1986, Pereyra se opuso a la Ley de Caducidad, apoyada por Ferreira Aldunate, y se produjo la fractura política entre Por la Patria y el MNR. Pereyra fue candidato presidencial por su sector en 1989 (acompañado por Uruguay Tourné) y en 1994 (en fórmula completada por Wilson Elso Goñi). Fue en ambas oportunidades reelecto senador, así como en 1999, manteniendo la banca ininterrumpidamente desde el retorno a la democracia hasta el año 2005, en que se retiró.

 

Fue integrante del Honorable Directorio del Partido Nacional. A fines de septiembre de 2008, ante la renuncia de Jorge Larrañaga de cara a las elecciones internas de 2009, fue nombrado Presidente del Directorio, cargo que ocupó hasta mediados de 2009, siendo sustituido por Luis Alberto Lacalle.